Encuentra todo lo que buscas en Internet


Buscadores apertura

Nunca antes en toda la historia de la humanidad habíamos tenido acceso a tanta información. Sin embargo, por muy extensa y detallada que pueda ser la documentación on-line, antes de poder consultarla, deberemos dar con la página precisa. Google y su competencia nos ayudan en esta labor.

Los datos que nos proporciona Alexa (www.alexa.com, la subsidiaria de Amazon que se encarga de evaluar el tráfico de Internet y elaborar estadísticas al respecto) hablan por sí solos: el buscador sigue siendo la herramienta más utilizada por los internautas. Ni el meteórico ascenso de Facebook ni la rápida popularización de servicios como YouTube han conseguido desbancar a Google de la primera posición en el ranking.

Alexa

Bing y Yahoo!, por otra parte, siguen constituyendo opciones a tener muy en cuenta. A primera vista, el panorama parece compartimentado entre estas tres opciones. ¿Existen alternativas a estos pocos buscadores que se han adueñado del ámbito? Las páginas que siguen a continuación dejan constancia de que sí. ¿Merece la pena cambiar de servicio? Eso es lo que vamos a tratar de averiguar. Pero antes, hagamos un poco de recapitulación.

Bing
• Gracias a las flechitas que se muestran en el área inferior derecha de la nueva interfaz de Bing, podemos personalizar la imagen de fondo del buscador.

Proliferación de buscadores en los 90

En aquella época, cada internauta parecía tener su buscador favorito. Durante esa etapa, asistimos a una proliferación de servicios, entre los que destacaban páginas como Lycos (www.lycos.com), Excite (http://search.excite.es) o Altavista (www.altavista.com/). Este último, en particular, llegó a adquirir altas cotas de popularidad, en parte gracias a una interfaz minimalista, si la comparamos con otros servicios del momento. Aunque en este sentido era un pionero, el servicio terminó por convertirse en un portal, lo cual supuso el detrimento paulatino de su uso.

Excite

Por otra parte, el progresivo pero imparable ascenso de Google a mediados de los 90 fue eclipsando a las demás propuestas. La mayoría de ellas fueron además objeto de adquisiciones y ventas multimillonarias durante la burbuja de Internet que empezó a finales de los 90.

Hoy, la inmensa mayoría de esos buscadores no son siquiera una sombra de lo que en su momento fueron. Excite, sin ir más lejos, fue adquirida en 2004 por la empresa que hoy también desarrolla Ask.com. Altavista, por su parte, fue absorbida por Yahoo! y en el presente ni tan siquiera posee robots propios para indexar las páginas, sino que utiliza el índice de la mencionada compañía.

ZibZoom buscador
• Tras inscribirnos gratuitamente en ZibZoom, podremos personalizar nuestra página de búsquedas agregándola vínculos a los servicios a los que accedemos con mayor asiduidad.

En definitiva, los 90 se saldaron sin apenas supervivientes. Y los que quedaron están en su mayoría en vías de cierre o en proceso de reconversión, de ahí que para elaborar el presente informe hayamos optado por centrarnos en servicios relativamente recientes.

El nuevo milenio

La primera década del nuevo milenio no ha sido particularmente fructífera en cuanto a la aparición de nuevos servicios. La hegemonía de Google parece haber desalentado su creación, y lo cierto es que buena parte de las propuestas más interesantes que han surgido a lo largo de los últimos años han desaparecido sin dejar rastro. Es el caso de Cuil, que fue lanzado en 2008 y cerró su página a finales de 2010. Mugurdy (www.mugurdy.com), por su parte, ha suspendido temporalmente su servicio por falta de fondos, y así sucesivamente.

Mugurdy

No obstante, unos pocos buscadores han conseguido hacerse un pequeño hueco en el panorama, como DuckDuckGo (lanzado en 2008), Yebol (cuya aparición data de 2009) o el recién aparecido Blekko. A todos ellos hemos querido darles una oportunidad, estudiando las funcionalidades que nos ofrecen y analizando sus posibles aportaciones al ámbito.

Metabuscadores, la tercera vía de localización

Como no podría ser de otra manera, un panorama tan compartimentado como el que nos ocupa, donde prácticamente solo se habla de Google, de Bing y de Yahoo!, ha provocado la aparición de un sinfín de servicios de metabúsqueda. En vez de crear sus propios índices mediante robots que exploran la Red recopilando y clasificando la información, los metabuscadores se nutren de los datos que proporcionan servicios ya existentes.

Los ejemplos abundan y, al margen de las soluciones analizadas, tenemos Bingle (http://bingle.nu), que busca simultáneamente en Bing y en Google, o Triplify (www.triplify.com), que además de recolectar información de estos dos buscadores suma a sus resultados las coincidencias de Yahoo!

Bingle

Particularmente interesante resulta en este sentido la página de BlindSearch (http://blindsearch.fejus.com), que nos propone el siguiente experimento: los resultados de los tres principales servicios se muestran en tres columnas independientes sin que se identifique su procedencia. Solo tras votar por la columna que juzguemos más ajustada a los términos que hemos tecleado se nos revelará a qué buscador corresponden.

Semántica y etiquetas meta

Tras trastear largas horas los servicios analizados, llegamos a la conclusión de que los resultados que ofrecen hoy en día los buscadores son bastante acertados y de que nos estamos acercando poco a poco a la materialización de la tan perseguida web semántica, es decir, a una red de redes que permita a los sistemas automatizados de los buscadores identificar correctamente los contenidos de las páginas. Esto redunda en una mejor catalogación y clasificación de las mismas y tiene como consecuencia unos resultados más ajustados a la intencionalidad de las búsquedas.

Efectivamente, los directorios en los que trabajadores especializados o los propios usuarios se encargan de categorizar las páginas de manera manual –como Yahoo! Directory, http://dir.yahoo.com, o Dmoz,www.dmoz.org/World/Español– son cada vez más un reducto del pasado. Todo apunta, en definitiva, a que los robots están haciendo bien su trabajo.

Dmoz

Llegado este punto, la eterna duda de todo aquel que realiza y cuelga una web en la Red sigue siendo cómo conseguir que los robots la indexen correctamente y le otorguen la relevancia que merece. Lo cierto es que las etiquetas meta o meta tags del lenguaje HTML, una de las herramientas que en su momento se diseñaron para favorecer los avances hacia la web semántica, han ido perdiendo relevancia a lo largo de los años, y hoy en día algunos robots hacen caso omiso de parte de ellas.

La idea de habilitar un apartado en el documento HTML en el cual los propios autores de la página definieran los contenidos del documento parecía, en teoría, acertada. Desafortunadamente, la práctica demostró que los administradores de ciertos sitios utilizaban las etiquetas meta para incluir información engañosa (como «juegos gratis» y expresiones similares) y aumentar de manera artificial el tráfico por su página. De hecho, la introducción de etiquetas meta engañosas puede provocar que el robot etiquete la página como spam y no la analice.

SEO u optimización

Hoy en día, por lo general, los robots de los buscadores utilizan algoritmos que sobre todo tienen en cuenta el título de la página, el número de enlaces a la misma desde otros sitios, y el etiquetado de sus contenidos (los menús, las secciones que la componen, los textos de cada una de ellas, etcétera). En definitiva, un documento HTML susceptible de ser correctamente indexado debe estar perfectamente estructurado a nivel de etiquetas.

La utilización de reglas de estilo CSS resulta ideal, pues permite separar el contenido de las etiquetas y los atributos que no constituyen contenido en sí mismo. También resulta muy conveniente limitar, en la medida de lo posible, la utilización de Flash, lenguaje JavaScript, texto renderizado en imágenes, frames o marcos y otras variedades de código que impiden a los robots de los motores de búsqueda completar su análisis. Los sistemas automatizados no son capaces de interpretar este tipo de información cuando la encuentran y pueden incluso interrumpir el análisis del documento, con lo cual parte de su información no será indexada.

La fase de análisis

Para comprobar el funcionamiento de los servicios, en primer lugar, hemos colgado dos páginas en dos servidores de escasa relevancia (concretamente, en ByetHost.com y en Deabruak.com). Para no dar demasiadas facilidades a los robots de los buscadores, durante la creación de los documentos HTML, nos hemos mostrado intencionadamente descuidados y no hemos perfilado ni su estructura ni sus etiquetas.

No obstante, todos los servicios analizados a excepción de Blekko han sido capaces de encontrar las páginas a partir de búsquedas del texto que contenían las mismas. Puesto que Blekko apenas lleva un mes de andadura y cabe darle el beneficio de la duda, se ha puesto de manifiesto que la sección que habíamos habilitado en nuestra tabla para este tipo de pruebas resultaba irrelevante y hemos decidido prescindir de ella.

Blekko buscador

Partiendo de la premisa de que, al menos en principio, los robots de los distintos servicios indexan correctamente el material, convendremos que el siguiente tema que nos preocupa es la relevancia que le otorga cada buscador a cada web. Llegado este punto, se barajan tantos factores que resulta imposible convenir un criterio de evaluación.

La complejidad de algoritmos de posicionamiento y el hecho de que el funcionamiento de los mismos dependa tanto de la búsqueda en sí como de las coincidencias encontradas en las bases de datos ha dado como resultado que nos centremos en las funcionalidades que ofrece cada servicio.

La puntuación otorgada a cada uno de ellos, además, ha tenido en cuenta cuestiones como la sencillez de uso, la rapidez de respuesta de la página y las impresiones subjetivas que hemos extraído tras buscar en ellas términos, nombres y lugares de distintos grados de relevancia, que van desde la popularidad máxima hasta cadenas de texto muy específicas localizadas solamente en unas pocas páginas.

Los grandes desconocidos

Si examinamos el ranking de los sitios web con mayor tráfico de toda Internet a nivel global, comprobaremos que la hegemonía de los tres servicios más populares (Google, Yahoo! y Bing) solo es aplicable desde la perspectiva occidental.

No es infrecuente que culturas que no emplean nuestro alfabeto utilicen sus propias páginas de búsqueda, algunas de las cuales están plenamente consolidadas y tienen una presencia abrumadora. Baidu (www.baidu.com) es un buen ejemplo de ello. Se trata del buscador más utilizado en China y la sexta página más visitada del mundo, por encima de sitios como Wikipedia o Blogger.

Baidu

Yandex (www.yandex.ru), por su parte, constituye el servicio de búsqueda más popular de Rusia, Ucrania y otros países de lengua eslava, lo cual da como resultado que lo encontremos posicionado en el 24º lugar del top 100 mundial. Este segundo buscador tiene habilitada una versión global en inglés a la que se puede acceder desde www.yandex.com; y además de trabajar con páginas textuales, permite especificar búsquedas de imágenes y de vídeo. Pese a que se encuentra en una fase alfa de su desarrollo, por lo que hemos tenido oportunidad de comprobar, arroja resultados muy ajustados a las búsquedas realizadas.

Otros buscadores, otros ámbitos

En la presente comparativa nos hemos centrado en buscadores que, si bien permiten encontrar imágenes, vídeos e incluso artículos para comprar, se centran esencialmente en la búsqueda de información general.

No obstante, existen servicios específicos para fines concretos que en la inmensa mayoría de los casos arrojarán resultados más ajustados. Para ir de tiendas on-line, es posible utilizar Kelkoo (www.kelkoo.es) o PriceGrabber (www.pricegrabber.com). Si lo que necesitas son vuelos baratos, Skyscanner (www.skyscanner.es) no solo rastrea trayectos directos, sino también combinaciones de todo tipo para conseguir los mejores precios.

Kelkoo

Otra posibilidad en el ámbito de los viajes consiste en conectarse a Atrápalo (www.atrapalo.com), que además complementa su servicio con ofertas en el campo del ocio. Si vas a centrarte en las descargas directas, utiliza RapidLibrary (http://rapidlibrary.com), FilesHunt (http://fileshunt.com) o FilesTube (www.filestube.com). Este último rastrea los ficheros que se hospedan en RapidShare, Mediafire, Megaupload, HotFile y muchos otros servidores.

En definitiva, no descartes usar servicios especializados en función de aquello que deseas encontrar. Los propios buscadores reseñados en estas páginas te serán de gran ayuda a la hora de dar con ellos.

La opinión de PC Actual: búsquedas a tres bandas

Como anunciábamos al inicio de esta comparativa, Google es, con diferencia, el servicio más utilizado, seguido de Yahoo! y Bing. Tras analizar las funcionalidades que nos ofrece cada uno de los buscadores, lo cierto es que no resulta extraño que estos tres sean los servicios hegemónicos y que Google ostente la primera posición.

Yabigo buscador

Pese a que Yahoo! y Bing ofrecen opciones suficientes para complacer a prácticamente cualquiera, Google implementa esas funcionalidades extra a las que, una vez se acostumbra uno, resulta casi imposible renunciar. Por ejemplo, a diferencia de Bing, cuenta con sugerencias a tiempo real en la casilla de autocompletar y la posibilidad de establecer un rango de fechas para encontrar documentos coincidentes.

Por otra parte, aventaja a Yahoo! en lo referente a permitir búsquedas en blogs y grupos de discusión, lo cual resulta muy práctico si preferimos que los datos que buscamos nos los proporcionen internautas de a pie como nosotros mismos en vez de medios instituidos o páginas corporativas.

Más aún, en el momento de escribir estas líneas, Google es el único servicio de todos los que hemos puesto a análisis que da la opción de mostrar una previsualización de las coincidencias a medida que escribimos los términos en la casilla. En definitiva, si tuviéramos que decantarnos por un único buscador, sin duda se trataría del mismo que probablemente estés ya utilizando.

Por otra parte, si no eres usuario de Goo­gle, no precisas de sus funcionalidades adicionales y estás satisfecho con las que te ofrece tu servicio favorito, valora la posibilidad de seguir empleándolo. A fin de cuentas, como señalábamos en nuestra introducción, todos los servicios excepto Blekko han sido capaces de encontrar páginas muy específicas.

La evaluación subjetiva

Al margen de las funcionalidades, cabe considerar las metodologías que se utilizan para otorgar relevancia a las coincidencias y, a partir de ahí, ordenar los resultados. Llegado este punto, y puesto que los criterios para juzgar cuál es el mejor buscador entran en lo subjetivo, utilizar un metabuscador durante cierto tiempo puede resultar una excelente guía. De este modo, identificaremos de dónde provienen los resultados que más nos interesan. En este sentido, tanto LeapFish como Yabigo cumplen perfectamente su función.

En cuanto a los servicios que ni son de uso multitudinario ni son metabuscadores, podemos concluir que Blekko resulta muy prometedor en lo referente a funcionalidades y comodidad; y, de mejorar sus capacidades para encontrar páginas muy específicas, probablemente podría convertirse en una buena opción. Más asentado está DuckDuckGo, que destaca por la claridad a la hora de mostrar los resultados, por sus opciones de personalización y el empleo de parámetros.

Otra conclusión a la que hemos llegado es que, si bien Yebol y ZibZoom poseen ciertas particularidades susceptibles de modificar nuestra manera habitual de buscar y consultar información, probablemente la mayoría de los usuarios estamos demasiado acostumbrados a trabajar de un modo determinado y no nos apetece cambiar. En definitiva, resulta difícil imaginar que los conceptos que manejan se impongan.
La última conclusión no sorprenderá a nadie y es que, tampoco en este ámbito, Google se ve superado por otros servicios.

Lo mejor: hacia la web semántica

El hecho de que, cada vez con mayor frecuencia, las páginas que más se aproximan a lo que buscamos aparecen en posiciones destacadas de los listados de coincidencias que nos brindan los buscadores deja constancia de que, poco a poco, vamos acercándonos a una Red semántica, a una Internet plenamente comprensible para los sistemas automatizados.

Lo peor: difícil elección de los términos

A pesar del avance que suponen los resultados en tiempo real de Google, acotar los términos idóneos para buscar información muy específica sigue presentando bastante dificultad para muchos internautas. Muy negativo resulta también el hecho de que, a menudo, los sistemas operativos, las aplicaciones que instalamos o los propios navegadores decidan cuál será el buscador predeterminado de los usuarios menos experimentados.

Vía PC Actual

About these ads

Acerca de Luis Castellanos

Un caraqueño en Maracaibo. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos.

Publicado el 20 junio 2011 en internet. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Hoy esta de moda Bing google maÑana quien sera, hay que ver como la tecnologia sigue rompiendo paradigmas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.948 seguidores

%d personas les gusta esto: