¿Por qué deberías dejar a tus empleados estar en las redes sociales?


¿Permitirías que tus empleados estén conectados a Facebook mientras trabajan? “Ni pensarlo, estarían perdiendo el tiempo”. Ésta sería la respuesta de muchos empresarios, que optan por vetar el acceso a las redes sociales desde la oficina de manera radical, cometiendo un tremendo error.

Según un estudio de OpenDNS, el 14,2% de las empresas bloquea el acceso a las redes sociales, mientras que sólo el 1,2% impide el acceso a Playboy y otros sitios pornográficos. ¿Por qué se ha demonizado a las redes sociales en el trabajo? Antes de vetar su uso, habría que pararse a pensar.

El principal activo que tiene todo empresario son sus propios empleados. Ésta sería la primera razón para dejarles utilizar las redes sociales en el trabajo. Un empleado motivado, al que no se le coharta el acceso a nada, sabe cómo tiene que utilizar cada herramienta en su horario laboral.

Y no importa demasiado que gaste algunos minutos en temas personales en las redes sociales, ya que si conseguimos involucrarlo en que también es parte de la presencia en social media de la empresa, el empleado nos ayudará a construir nuestra cartera de fans, y se implicará en la compañía hasta el punto de que los lazos de identificación que desarrolle con la misma serán más fuertes.

Como señala Elissa Nauful, en SocialMediaToday, antes de considerar cortar por completo el acceso a redes sociales, habría que tener en cuenta una serie de aspectos. Ella da cuatro, yo los resumo en tres, pero seguro que tras leerlos, te das cuenta de que cortar radicalmente el acceso es un error. Tan sólo hay que saber cómo usarlas:

Implementa una política de uso de las redes sociales. Deja claro que el uso personal de las redes sociales está permitido sólo en los momentos de relax, en pequeños breaks, la pausa para la comida… pero que si se usa en esos momentos no hay problema. Así evitarás que los empleados suban fotos personales a Facebook durante su horario de trabajo o hablen con sus amigos, por ejemplo.

Da libertad y confianza a los empleados. No les obligues a hacerse fans del perfil corporativo de la empresa, ni les pidas que comenten en sus cuentas personales lo buena que es la compañía. Libertad y confianza, serían los principios a seguir. Si quieren comentar algo sobre la compañía, lo harán por iniciativa propia y será algo ligeramente positivo, pues nadie les obligó. Así será más fácil que tu mensaje llegue de forma positiva a sus amigos, a los amigos de sus amigos… sin hacerles sentir molestos.

Asigna roles. Da acceso total a las redes sociales sobre todo a las personas de marketing, comercial…, y encomiéndales que colaboren en las cuentas corporativas de la compañía. Crearán grupos y eventos, podrán utilizar las redes sociales para ponerse en contacto con sus clientes… y asegúrate de que hay alguien respondiendo a los fans que os pregunten cosas a través de las redes sociales. Sí, eso que se llama atención al cliente… Es muy importante responder cuanto antes.

 

Vía TreceBits

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 9 mayo 2011 en redes sociales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: