El fenómeno de lifelogging: ¿su privacidad o la mia?


memotoA medida que aparecen nuevos dispositivos que permiten tomar dos fotografías por minuto de manera automática, los críticos advierten que compartir en exceso puede llevar a que muchas personas -sin quererlo- terminen siendo vigiladas.
Las personas están usando más y más dispositivos para registrar su vida”, dice Martin Kallstrom, cofundador y director de Memoto.
Su empresa produjo un dispositivo que se sujeta a la ropa y toma de manera automática fotografías referenciadas geográficamente dos veces por minuto. Así produce unos 4 gigabytes en contenido durante 24 horas.
Si se utiliza durante 12 horas cada día, realiza 10.000 fotos a la semana, no del usuario sino de lo que lo rodea.
Alimentará el fenómeno conocido como “lifelogging“, en el que se registra todo lo que pasa cada minuto vidas que quedan convertidas en una serie de fotografías, videos, tuits y actualizaciones de estatus en redes sociales.
Memoria fotográfica
La frase “sobrecarga informativa” ha sido usada en exceso en los artículos que están a la espera de lo peor: la pérdida de la privacidad, la falta de seguridad personal o la imposibilidad de permanecer anónimo.
Pero algunos negocios están capitalizando el hecho de que las personas quieren registrar todos los momentos especiales para que nunca se pierdan.
Microsoft ya vende un dispositivo llamado SenseCam, que toma fotografías cada 30 segundos. La lista continúa con Google Glass para video que puede estar acompañado de fotos o actualizaciones instantáneas en Twitter sobre casi cualquier cosa imaginable.
¿Será que demasiada información para algunos es apenas suficiente para otros?
“Cada persona encontrará cuál es el nivel apropiado para ella. Algunos tomarán una gran cantidad de fotos y las guardarán para sus familiares y amigos. Otros querrán compartirlas abiertamente”, anticipa Kallstrom.
Cultura exhibicionista
El desarrollo de las redes sociales definitivamente ha cambiado la forma como se comparte. ¿Pero qué hay de malo en ser público si sólo los amigos están leyéndolo?
“Ahora estamos en un momento que en que la observación masiva es un fenómeno global”, dice Henry Jenkins, un profesor de medios en la Universidad de Carolina del Sur, en Estados Unidos.
“Estamos grabando aspectos de nuestras vidas para compartir, y sabrá Dios qué podría hacer la próxima generación de historiadores con la inmensa cantidad de datos que hemos recolectado a través del lifeloggingy otros fenómenos”, dice.
“Hemos visto cómo nuestra cultura se volvió más exhibicionista, pero también hemos visto personas que se sienten más incómodas con el exceso de información. Esa es la tensión que veremos desarrollarse en la próxima década”.
El Gran Hermano
Rara vez se lanza una nueva forma de compartir contenido sin que haya alguna referencia a los principios del Gran Hermano de George Orwell.
Como prueba de lo fácil y lo prevalente que es ser el Gran Hermano hoy en día, busqué a un adolescente de 18 años aleatoriamente tras una búsqueda en Twitter.
En una hora, usando sólo información en el dominio público, conseguí el número de teléfono de su casa, su código postal, el colegio al que fue, sus opiniones sobre la discriminación de género, su postura sobre la homofobia casual y hasta su handicap de golf en el club donde juega.
Casi la mitad de los adolescentes interrogados en una encuesta de la BBC dijeron que ellos mismos habían compartido algo de lo que luego se arrepintieron o conocían a alguien que lo había hecho. De los que compartieron demasiado, un tercio dijo que perjudicaba su reputación.
Pero también hay una serie de aspectos positivos al grabar lo que está pasando a nuestro alrededor.
“Cuando alguien en una posición de poder puede seleccionar cierto material de una cámara de vigilancia, la selección que hace puede ser incriminatoria, sin embargo uno puede ser inocente”, apunta Kallstrom.

Vìa Cryptex

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 30 abril 2013 en lifelogging. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Roberto Briceño

    Cada vez se hace menos la privacidad, e incluso se puede perder un bajo perfil, por otra parte se podido detectar imagenes de hechos y de culpables en ambito de circuito cerrado para fines policiales, arrojando a datos exactos de la busqueda de un individuo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: